Skoda Scout 2.0 tdi 184cv

6 agosto, 2019
By E.Urech

Elevar la carrocería de un automóvil de turismo, dotarlo de transmisión a las cuatro ruedas y adornarlo estilo aventura, es una de las opciones que mejores resultados da comercialmente hablando, y tambien una de las más adecuadas en cuanto a resultados prácticos, para conseguir una versión campera de una berlina normal. De esta forma se concibio el Scout

Este es el sistema mas económico para el fabricante que desea ampliar su gama, pues parte para su fabricación de casi todas las piezas del coche de serie; solamente tiene que encargar una transmisión a las cuatro ruedas a un proveedor de prestigio, como Haldex, y a su departamento de diseño pedirles que vistan la carrocería de una forma atrayente y deportiva.

De esta manera el éxito está casi asegurado, o por lo menos lo estuvo en el pasado, pues hoy dial las ventas en España de este tipo de vehículos no es muy abundante. Al contrario que en la Europa del norte o en Alemania. Donde en muchos lugares es casi una necesidad. Pero también estos turismos modificados, con carrocería prácticamente igual que el modelo de serie, tienen muchas ventajas y muy pocos inconvenientes con respecto al escalón siguiente, el que hoy día llamamos Todo camino, que cuentan con una estetica mas TT, a cambio de perder manejabilidad en asfalto, además de ser considerablemente más costosos, a cambio exclusivamente de una estética mas a la moda. Skoda ha concebido el Scout, basándolo en la versión combi 4×4 del Octavia, (que ya ofrece unas notables actitudes para circular por caminos) a la que se le han echo algunas modificaciones en la suspensión, con objeto a una utilización más fuera de carretera, y tambien  de cara la estetica, para dar un aire más deportivo a la carrocería. La altura al suelo ha crecido 45 m/m, lo que lo sitúa  a la altura de la mayoría de los Todo camino. Tambien lleva amplias protecciones en las zonas más vulnerables, que le dan un aire parecido al anterior Audi All Road.

Los interiores son correctos y agradables, con un ensamblaje y apariencia muy buenos, no inferior a Volkswagen,  pesar de la sencillez que  impera en todas las realizaciones de Skoda. Los ajustes de todos los elementos admiten pocas criticas, lo que resulta lógico  teniendo en cuenta que la casa madre es Volkswagen/Audi, que no se caracteriza precisamente por ensamblar mal sus vehículos. El maletero de 610 litros de capacidad, es el más grande de todos los  modelos de su clase. Con la capacidad del habitáculo ocurre lo mismo. No hay otro modelo de su tamaño que se la acerque. Ni tan siquiera sus teóricos parientes dentro del grupo, como son el VW Golf Alltrack ó el Seat Leon ST.

Los Scout tienen faros de led de serie, con una excelente amplitud de la zona iluminada y una gran intensidad.

Para motorizarlo, se ha recurrido al propulsor dos litros diesel de de la marca en la versión de 184 cv y 380 Nm de par a 1.750 rpm, tiene potencia de sobra en cualquier circunstancia, incluso cargado, y un consumo más que razonable de poco más de seis litros en carretera, que puede ser menos en múltiples ocasiones y ocho como mucho en ciudad.

El sistema de tracción 4×4 esta encomendado a un embrague Haldex, de funcionamiento rapidísimo. Hay que recordar que es un tracción delantera, con el eje trasero solo acoplable en determinadas situaciones, que a juicio de la centralita encargada de esta función sea necesario. Es en estos reglajes electrónicos, es donde cada marca pone su saber, condicionando de esta forma la respuesta del vehículo ante situaciones más o menos complicadas, que de todas formas está limitada a escasos centímetros de barro o nieve y pistas de tierra. En cualquier otra situación su comportamiento es prácticamente igual a un tracción delantera, con todas sus virtudes y defectos. El comportamiento en asfalto, es muy parecido al del turismo familiar pero con el tarado de las suspensiones notablemente mas firme, lo que ciertamente enmascara la mayor altura de la carrocería, y permite una velocidad de paso por curva notable, con una tranquilizadora tendencia al subviraje al límite.

Los centímetros añadidos de altura le dan un tacto diferente, quizás acentuado porque vamos sentados mas altos que en el Skoda Combi. Las suspensiones tienen un buen compromiso entre dureza y flexibilidad, resultando adecuadas para circular por asfalto a buen ritmo, dando como resultado un comportamiento en carretera notablemente mejor que un Todo camino. Fuera del asfalto, en primer lugar no debemos olvidar que no conducimos un TT, y no aventurarnos por terreno complicado, sin comprobar antes el camino. Con habilidad y sin brusquedades, el Scout  puede llegar a sitios inimaginables y por supuesto vetados a los turismos normales. Gracias a la buena puesta a punto de su sistema de tracción Haldex  y a la eficaz regulación del control de tracción, que actúa como si fuera un diferencial de deslizamiento limitado, pero sin brusquedades.

Como conclusión, buen tacto y precisión de la dirección, firmeza y resistencia de los frenos, suspension firme pero absorbente, respuesta inmediata del Haldex, selector del cambio preciso y suave, una acertada modularidad interior e iluminación eficaz, además de unas prestaciones suficientes y buen equilibro general con un cierto toque deportivo, y además de un precio no desorbitado, hacen del Scout una muy buena opción como vehículo polivalente. Está disponible desde 26.400€, dependiendo motorización y opciones, considerablemente más económico que su hermano el VW Golf Alltrack. Que además es menos espacioso.

Tags: , , , ,

Deja un comentario